Trabajar en la industria de bebidas es agotador, y la empresa siempre quiere todo hecho para ayer. Puede ser atractivo ver como un “mal necesario” que los supervisores trabajen, e incluso, verlo como una ayuda en el trabajo.

Pero los supervisores no nos están ayudando cuando hacen trabajo cubierto por el contrato colectivo. Están quitándonos el dinero de nuestras carteras. Los afiliados sindicales pierden la oportunidad de trabajar algunas horas más: incluso, horas que se pagan como tiempo extra.

Las empresas tienen que pagar a los afiliados sindicales que ponen una queja formal por violaciones a reglas de trabajo hecho por los supervisores.

Este artículo, junto con otros materiales producidos por la unión de Teamsters-812, le ayudará a impedir que los supervisores HAGAN SU TRABAJO.

Paso uno: Hable con el supervisor que está trabajando.

Cuando ve usted a un supervisor trabajando, el primer paso es preguntarle el porqué.

Una queja formal puede ser anulada y de hecho será anulada si primero no HABLAMOS con el supervisor y tratamos de corregir la violación de trabajo del supervisor. En el formulario de quejas, usted DEBE apuntar el nombre del supervisor o gerente al que se le mencionó la violación.

Normalmente, los supervisores darán excusas de por qué están trabajando (dicen que alguien fue al baño o que alguien falta). Cualquiera que sea la excusa, apúntela, para que tengamos un registro y no puedan cambiar después su argumento.

Paso dos: Ofrézcase usted para hacer usted el trabajo.

Pida al supervisor poder hacer el trabajo o pida al supervisor que se retire para que usted —o el empleado miembro sindical con la mayor antigüedad y que quiera el trabajo— lo pueda hacer después.

Tome nota de lo que el supervisor responda para que tengamos un registro si se niegan a dar el trabajo a un empleado miembro sindical. (Nota: Tome sus apuntes en horas que no sean de trabajo.)

Paso tres: Documente la violación

Para ganar la queja, necesitamos un registro de los hechos y datos básicos. No es difícil documentar una violación de trabajo hecho por un supervisor. Solamente asegúrese de incluir las cinco preguntas de los dedos de su mano:

· ¿Quién estaba trabajando?

· ¿Qué trabajo estaban haciendo?

· ¿Dónde lo estaban haciendo? (En el supermercado, en el almacén o en la tienda “deli”, etc.)

· ¿A qué horas empezaron a trabajar y cuándo se detuvieron? Incluir la hora de inicio y de alto al trabajo le da a la dirección menos margen de movilidad distractora para debatir cuánto tiempo trabajó el supervisor.

· Testigos, si es que los hay. Los testigos no son indispensables, pero ayudan a fortalecer su caso.

Una vez que haya documentado usted estos hechos, hable con su delegado sobre la presentación de una queja formal. Si usted se encuentra nervioso respecto a poner la queja solo, hable con su delegado de plantel o con su agente de asuntos sindicales sobre la posibilidad de que pongan la queja a nombre de usted.

¿Tiene esto posibilidad de que funcione?

Seamos honestos: el problema de los supervisores haciendo su trabajo ha estado presente durante mucho tiempo. Y no lo vamos a eliminar de la noche a la mañana.

Pero los agremiados a los Teamsters-812 pueden marcar un cambio y de hecho así lo están haciendo. Teamsters-812 está trabajando con los delegados y con los agremiados para proteger NUESTRO TRABAJO.

¡Es difícil encontrar buenos trabajos sindicalizados, así que es más IMPORTANTE que nunca proteger el que usted ya tiene!

L812PACButton2

L812rewardsbutton

Teamster Links

View Web links to the organizations that our local works with to ensure the best representation for our members as well as improving the communities in which we live.